Saltar al contenido

Mucho más que Judo

Mucho más que Judo es compañerismo, es ilusión por disfrutar de otros momentos dentro y fuera del tatami, es vivir otro tipo de experiencias como concentraciones urbanas, campamentos…

Finalizamos Enero por todo lo alto. Niños y niñas del gimnasio Zarza acuden a sus instalaciones para pasarlo en grande. Desde hace unos cuantos años, las concentraciones urbanas son una de las actividades más demandas de nuestro programa “mucho más que Judo”. Son una buena oportunidad para pasárselo bien, convivir con los compañeros de clase de Judo y con otros que quizás solo han visto en la salida o entrada de la actividad.

Muchos de los niños que acudieron estaban emocionados y un poquito nerviosos, ya que era su primera noche fuera de casa. También había “veteranos”, que eran los niños que levantaban la mano al preguntar quienes habían dormido y desayunado más de 3 o 4 veces en el tatami. Y… ¡sí!, el tatami no solo cumple la función de las clases de Judo, sino que se convierte en un lugar para jugar, dormir y desayunar churros (como no podía ser de otra manera… de la Churrería Salamanca), siendo una convivencia de 12 horas.

Generación tras generación, los mayores han ido cuidando a los más pequeños. Por ello, los judokas fueron acompañados en las dos jornadas, por un grupo cadete que desde temprana edad soñaba con ir algún día de monitor a esta actividad. No dudaron en llevar juegos súper divertidos para hacer una velada fantástica, en la que siete equipos debían ir rotando por cada uno de los juegos e intentando sumar el mayor número de puntos posibles.

Los judokas no lo tuvieron nada fácil. Pruebas como seguir un recorrido con una pelota de ping-pong con la ayuda de unos paipais, coger el mayor número de cartas con los ojos tapados y una espumadera, utilizar los palillos chinos para construir la torre más alta… requerían una elevada concentración y trabajo en equipo de los participantes.

Llegó la hora de acostarse y acomodarse dentro del sacos. Los judokas comentaban los juegos en voz baja con sus compañeros de al lado hasta quedarse dormidos. Había sido una velada increíble.

A las 8.15 am (o quizás antes) se empiezan a escuchar las primeras vocecillas en el tatami, son los más madrugadores. Poco a poco el resto de compañeros se van despertando. Llegó la hora del desayuno, pero antes… recogida de sacos y puesta a punto para que el tatami se convierta en nuestro comedor. Colacao caliente, templado, frío, leche sola, templada, “semi-caliente”… sin ninguna duda no hubiese sido posible sin la ayuda de nuestros cadetes.

Más que Judo: campus, campeonato Doryoku

Despedimos Enero y entramos en Febrero, “¡ya huele a Campeonato Doryoku!”. Seguimos con mucho más que Judo. El club ya está inmerso en los preparativos de este gran evento, que se celebrará el 3 de Marzo en el Polideportivo Würzburg.

Campeonato doryoku

Pero antes… tenemos el súper campus de carnaval. Nos desplazamos a Aldeadávila para vivir tres días emocionantes con niños de entre 8 y 14 años en la que se ha convertido sin duda, en nuestra segunda casa. Atento a nuestras redes que iremos colgando fotos, vídeos…