Saltar al contenido

Por qué Judo

Un deporte diferente

Los deportistas que practican judo en Salamanca han crecido de forma exponencial en los últimos años.

El trabajo realizado por un grupo entusiasta de entrenadores, pertenecientes al Club Doryoku, fomentándolo en centros escolares y ayuntamientos de la provincia ha sido el gran artífice de este éxito.

El judo, a pesar de ser un arte marcial con casi 140 años de historia es un gran desconocido. La UNESCO considera el Judo como el mejor deporte de iniciación para niños y niñas de 4 a 16 años. Pero… ¿Por qué?

Metodología propia

Se puede iniciar la practica del Judo a cualquier edad. Es más habitual que esta iniciación en nuestro deporte se produzca en la infancia. Es importante que se comience cuando se comience, esta iniciación se realice de forma pautada y con una metodología apropiada.

En el Centro Doryoku de Carbajosa desarrollamos una metodología propia, que se encuentra en continua evolución.

La línea que define nuestra metodología es la asociación del deporte con el ocio de nuestros judokas. Creemos firmemente que el deporte es una parte fundamental en nuestras vidas a cualquier edad y que el Judo es un deporte adecuado para formarse y desarrollarse desde la infancia a la edad adulta.

Un poco de historia

Jigoro Kano es el fundador de este arte marcial. La creación del Judo se remonta al año 1882, con la creación del Kodokan en Japón.

Kano concibió el Judo como un sistema de formación física y en valores. Su caracter abierto y perseverante le llevo a transmitir y difundir este arte marcial en todo el mundo.

La filosofía que acompaña a la practica de este deporte olímpico hace que se considere mas una forma de vida, que una actividad puntual.

Diferentes etapas y necesidades

Obviamente, la enseñanza del Judo debe adaptarse a las necesidades y objetivos de cada etapa. El Judo para principiantes y niños debe asentar los conceptos básicos tanto técnicos, tácticos como físicos.

Podemos diferenciar diferentes etapas dentro de la metodología que aplicamos.

Dentro de cada una de estas etapas afrontaremos contenido diferente y crearemos un recorrido por las técnicas que irá adquiriendo un mayor nivel de detalle poco a poco.

Los grupos homogéneos nos aportan ese foco sobre las necesidades de cada etapa, aunque cada deportista tenga unos objetivos individuales, poder actuar sobre un hilo común aporta una mejora y adquisición de conocimientos mayor.

Adaptación, el camino de la flexibilidad

El judo es un arte marcial japonés que no solo se enfoca en las técnicas de combate, sino también en el desarrollo personal y el crecimiento físico y mental. A continuación, mencionaré algunos de los beneficios del judo:

1. Acondicionamiento físico: El judo es una disciplina físicamente exigente que mejora la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y la coordinación motora. A través del entrenamiento regular, los practicantes de judo desarrollan un cuerpo atlético y tonificado.

2. Desarrollo de habilidades motoras: El judo implica movimientos complejos que requieren coordinación y control precisos. A medida que los judokas dominan las técnicas, mejoran su equilibrio, agilidad, velocidad y sincronización, lo que puede transferirse a otras actividades físicas y deportes.

3. Mejora de la autodefensa: El judo se basa en el principio de utilizar la fuerza y ​​el movimiento del oponente en beneficio propio. Los judokas aprenden a utilizar técnicas de lanzamiento, bloqueo y sumisión para controlar y someter a un oponente. Esto puede ser útil en situaciones de autodefensa en la vida cotidiana.

4. Desarrollo de la confianza y la disciplina: El entrenamiento en judo promueve la disciplina, la autoconfianza y la autoestima. A medida que los judokas adquieren habilidades y superan desafíos, ganan confianza en sí mismos y en sus capacidades. Además, el judo fomenta la disciplina, el respeto hacia los demás y el seguimiento de un código ético.

5. Mejora de la concentración y la atención: Durante la práctica del judo, es necesario estar atento y concentrado para reaccionar rápidamente a los movimientos del oponente. Esto desarrolla la capacidad de concentración y mejora la atención y la capacidad de respuesta en otras áreas de la vida.

6. Promoción de la salud mental: El judo no solo tiene beneficios físicos, sino también mentales. Ayuda a reducir el estrés, promueve la relajación y mejora el bienestar general. Además, el judo enseña a los judokas a enfrentar desafíos y superar obstáculos, lo que fortalece la resiliencia y la determinación.

¿Quieres practicar Judo en Salamanca?

Contamos con unas instalaciones nuevas, adaptadas y preparadas para impartir clase de Judo en un entorno adecuado. Todos nuestros entrenadores están debidamente titulados, colegiados y preparados para formar a nuestros deportistas, no solo en ese ámbito deportivo sino en el social y personal.

Si deseas iniciarte en el Judo o quieres que tus hijos practiquen un deporte para toda la vida, ponte en contacto con nosotros y te orientamos para comenzar a practicarlo de la mejor forma posible.

¿Comenzamos?